Compartir
Publicidad

¿Eres nuevo en running? No te preocupes, éstos consejos te convertirán en un experto

¿Eres nuevo en running? No te preocupes, éstos consejos te convertirán en un experto
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A estas alturas del año y tras haber partido la rosa de reyes, compartes junto con muchos hombres y mujeres un sólo objetivo para este año: poder bajar de peso y mantenerse en forma. Si la idea de inscribirte a un gimnasio te parece sumamente drástica, deberías tomar en cuenta otras opciones de menos impacto con resultados igual de eficaces como practicar running para bajar esos kilos de más, y aunque suene una labor difícil, verás que con éstos consejos sencillos te convertirás en un máster en la materia.

Calienta correctamente

Si no calientas los músculos de tus piernas correctamente puede resultar perjudicial para tu rendimiento, ya que ya que éstos pueden ser menos eficientes durante la marcha. Según varios estudios, realizar estiramientos dinámicos antes de correr, como alzar las rodillas o dar zancadas de caminata, harán que los músculos de las piernas se preparen de forma correcta.

Establece un ritmo continuo

Sabemos que es tentador correr con nuestro máximo esfuerzo cuando comenzamos a ejercitarnos, pero debemos mantenernos a raya. El inicio rápido también aumentará el consumo de oxígeno y los niveles de lactato sanguíneo, ambos son indicadores clave del rendimiento que nos avisan cuando nuestro cuerpo ha alcanzado el máximo esfuerzo, por ello lo más recomendable es comenzar con un paso lento pero constante, para cerrar con mayor velocidad y quemar mayor cantidad de calorías.

Mantén los pasos cortos

A menos que quieras tomar a tiempo el autobús o te dijeran que tu casa está en llamas, lo mejor es mantener los pasos cortos a la hora de correr. Reducir la longitud de tus pasos reduce el impacto de tus pies con el suelo, lo que se traduce en menos desgaste de articulaciones y músculos al ejercitarte. En resumen, los corredores 'lentos' son los más eficientes, más rápidos y** menos propensos a sufrir lesiones articulares o musculares.**

Relájate un poco

Sabemos que la respiración es una parte importante del ejercicio, pero en el running es más que imprescindible: mantener tu respiración tan relajada como sea posible cuando te ejercites es una forma eficiente de maximizar la ingesta de oxígeno a nuestro organismo, apta para mejorar la circulación sanguínea. Recuerda siempre inhalar y exhalar por la nariz.

Aprende a beber agua

Muchos de nosotros tenemos la idea de tomar grandes cantidades de agua mientras sudamos al hacer ejercicio, pero es mucho más recomendable comenzar a ejercitarse debidamente hidratados para así evitar el consumo excesivo de agua durante nuestro entrenamiento. Por lo tanto la respuesta es simple: bebe agua sólo cuando tengas sed, no cuando comiences a sudar.

Ahora que sabes las reglas básicas de un deporte tan básico, no hay pretexto para no salir a la calle y comenzar tus rutina de ejercicio de este año con los pies sobre el asfalto.

Imágenes | Pexels | Giphy

En Trendencias Hombre | Siete camisetas con mensaje que serán un must este próximo verano

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos